jueves, diciembre 07, 2006

BENDITO LOCO

Busquen a DAVID KROODSMA, pedaleando contra el calentamiento global

miércoles, noviembre 22, 2006

Una ignorancia imperdonable: Tristram Shandy

Desde niños conocimos las historias de Gulliver y las aventuras del solitario Robinson Crusoe. Esos libros hicieron universalmente conocidos a sus autores, Jonathan Swift y Daniel Defoe, respectivamente. Sus merecidas famas no se limitan a los países de habla inglesa. De hecho, sus libros están entre los más traducidos del mundo.

Ambos autores sirvieron de ejemplo, junto con Cervantes y otros famosos novelistas, a Lawrence Sterne para escribir su Tristram Shandy, que tiene méritos comparables o superiores a las obras de los autores nombrados y, sin embargo, sigue siendo un desconocido entre los lectores de castellano. Existe por fortuna una excelente traducción de Javier Marías y el original inglés está disponible en varias versiones en la red.

El que yo recuerdela existencia del Tristram no implica que le esté recomendando a todo el mundo que lo lea, como tampoco recomiendo a todo el mundo que lea el Quijote, que, "para todo el mundo", debe ser una soberana lata.

En realidad pienso que hay dos tipos de lectores para estas obras: los que, como yo, se sienten siempre aprendices de escritores (aunque hayan publicado algunos o varios libros), y los que, sin pretender escribir, son, casi por naturaleza, lectores muy serios. Vale decir, leen teniendo en la conciencia, en cada línea, la presencia del autor creando esa línea: inventando una solución, planteándose un desafío, descubriendo una hebra de mundo que antes no existía.

Esta es la forma como yo, después de varias lecturas más o menos completas del Quijote, leo ahora a Cervantes, sin importarme mucho el valor moral universal de los personajes Alonso Quijano y Panza, sino tratando de meterme en el cuerpo de Miguel de Cervantes escribiendo, o sea sacando un mundo y una forma de ver el mundo desde la nada. Y en ese sentido el Tristram es para mí una experiencia sublime, tal como lo han sido las múltiples lecturas de Una noche de Invierno Un Viajero. De este último sí que recomiendo la lectura a todo el mundo porque cada uno encontrará en él todo lo que ande buscando, sin aburrirse ni agotar jamás la espiral de intenciones de Calvino.

miércoles, noviembre 15, 2006

LA ALDEA

Por razones que no vienen al caso, trabajo hace más de un año en el proceso de integración en el mundo chileno de los habitantes de Villa Baviera, o la ex Colonia Dignidad.

Casi por casualidad, hace algunas noches me encontré The Village en uno de los canales. El estilo cinematográfico me resultó un descubrimiento análogo a mis primeras visitas a la Villa: uno nunca sabe exactamente el sentido de lo que está viendo; en qué contexto real se inscribe; cuántas cosas ocultas hay detrás de lo que uno cree entender. Así, resultó una de las películas más iluminadoras que he visto. Además, tiene la virtud de dejar abierta la cuestión del valor o sentido de comunidades aisladas en el mundo contemporáneo.

Mi propia experiencia también me deja con la duda: veo lo mucho valioso que ha sido posible incluso en una comunidad contaminada hasta lo más profundo y, sin embargo, me sigue apareciendo dificilísimo que ella pueda existir en buena armonía con el mundo.

lunes, noviembre 06, 2006

LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL

Esta nota es un intento de recoger opiniones.

Una extraña circunstancia de trabajo me puso en contacto con un mundo que tiene una visión del bien y del mal totalmente distinta de la mía, como si viviéramos en dos universos con sentidos comunes completamente diferentes.

De ahí mi interés en algunas preguntas sobre las cuales me interesan todas las opiniones que reciba.

1. ¿Cree usted que el bien y el mal son categorías trascendentes (que existen en un plano superior, como ser en Dios)?

2. ¿Cree usted que, fuera del hombre, hay otros seres vivientes o espirituales con el sentido del bien y del mal?

3. ¿cree usted que todos los humanos tenemos en común una visión fundamental del bien y del mal?
(Foto de templar1307)
Agradezco cualquier comentario.

martes, octubre 31, 2006

GRACIAS A LA VIDA - EN ALEMÁN

A raíz de una nota anterior (FINLANDIA, PRIMERA; CHILE, ÚLTIMO), recibí varios comentarios relativos al gran tema de la Educación en diversos planos.

Aquí quiero contar una pequeña experiencia que confirma, en mi opinión, el valor de la relación emocional entre maestro y estudiantes.

Como complemento menor a mi trabajo en la Villa Baviera, ex-Colonia Dignidad, ofrecí clases de castellano para los miembros de la comunidad que se interesaran. Al cabo de algunas semanas se estabilizó un grupo de unos quince adultos, principalmente mujeres, entre los 50 y los 80 años. Aparte de que ellos mejoraran su castellano, que en la mayoría de los casos era razonablemente bueno, mi objetivo egoísta era conocerlos mejor; y el generoso, que los viejos pasaran un buen rato cada semana, pues la gran mayoría han tenido una vida horrible. Debo agregar que casi todos tienen sólo el equivalente de educación básica.

Como he tenido la suerte de hace clases de muchas materias a grupos muy diversos y en todos los tramos de edades (incluyendo jóvenes universitarios en Alemania), me sorprendió encontrarme en Villa Baviera con los alumnos más atentos, aplicados y trabajadores que he tenido nunca. Hacen siempre todos los ejercicios con gran interés y escriben las tareas con caligrafía y ortografías perfectas, después de numerosas consultas en el diccionario.

En una etapa leyeron cuentos en castellano, después hicieron traducciones de breves cuentos alemanes y en una ocasión les llevé una grabación de Gracias a la Vida. Lo hice con algún temor porque la muy hermosa letra de Violeta Parra, (el poema más perfecto entre toda la poesía chilena que conozco), alude a experiencias existenciales desconocidas para la mayoría de mis estudiantes, víctimas todos de la extrema represión emocional de Colonia Dignidad.


Después que la hubieron escuchado varias veces les pedí que trabajaran una versión alemana que se acercara al espíritu del original. No les fue fácil pero el resultado cumple casi todas las extremas exigencias formales que se impuso Violeta, excepto que, desde la tradición poética alemana, han debido usar otro metro. Como muestra, transcribo sólo el estribillo:

Dank dem Schöpfer für mein ganzes Leben.
Wieviel Gutes hat er mir gegeben!

Ahora empiezan a trabajar en una adapatación musical que pretenden presentar en versión coral para Navidad.

No sé cuál será el resultado pero lo que han logrado hasta ahora me convence de la fuerza de mi enfoque como maestro.

jueves, octubre 19, 2006

CÓMO METER LA BIBLIOTECA UNIVERSAL EN MI CABEZA

La Bilbioteca Municipal de Nueva York (NYCL) es una de las bibliotecas más acogedoras, elegantes y bine dispuestas que conozco. Entrar en su catálogo y descubrirse incluido, junto con todos los amigos y conocidos que alguna vez han publicado un librito o librote, es una emoción gratuita espectacular que, por lo demás, tiene poca gracia porque la NYCL contiene prácticamente todo lo que se publica en el planeta.

Durante años mi sueño fue acceder mágicamente a esa biblioteca, o a cualquiera de las otras muy buenas que he tenido el privilegio de conocer, con sólo desearlo.

Bueno, ahora, gracias a INTERNET, el sueño es realidad, aunque todavía no me acostumbro a aprovecharlo. Por ejemplo, el diario anuncia que, durante los próximos dos años, estarán en al red las obras completas de Charles Darwin, por iniciativa de la Universidad de Cambridge. Pero, ¿a cuánto de la no tan extensa obra del excéntrico genio inglés me asomaré efectivamente?

Y si se trata de otras obras literarias o científicas, he identificado varias excelentes páginas sobre bibliotecas virtuales o linkeadas directamente a obras de todo tipo. Aparte, por supuesto, de la buenísima Cervantes Virtual, con su riqueza de literatura en castellano (especialmente chilena), me impresionó el inmenos abanico de instrumentos e hipervínculos de Bibliotecas Virtuales, la selección de obras en inglés de eserver, las entretenidas comunidades literarias de ficticia y la riquísima red de bibliotecas reales y virtuales consignadas en la brasileña prossiga.

Esta pequeña muestra permite navegar por las obras escritas de todo el planeta (la página brasileña incluye referencias y links a las grandes bibliotecas de los cinco continentes), y especialmente a cuanto corresponde a nuestra MULTI-AMÉRICA.

¿Cómo hacer para aprovechar esta inmensa riqueza? ¿Cuándo estarán disponibles, si no lo están ya, los chips que se inserten directamente en el territorio cerebral apropiado, de modo que los materiales que uno seleccione se transformen en conocimiento real del sujeto?

Con lo que me cuesta escribir un sencillo blog como éste, temo haber llegado demasiado tarde a este nuevo universo. Si alguine sabe cómo ayudarme, quedaré muy agradecido....




lunes, octubre 09, 2006

FINLANDIA: PRIMERA; CHILE: PENÚLTIMO


El paisaje podría ser de cualquiera de los dos países. El título se refiere al lugar de sus respectivos estudiantes de Básica en la prueba PISA, de comprensión de lectura.

El informe del caso (el Mercurio 07.10 p. A25) describe los dos sistemas de educación básica, y muestra que, en apariencias, son bastante similares: sólo que el finlandés es claramente más estatista y enteramente financiado (y muy bien) por el Estado. Además, los profesores fineses son muy bien preparados en la profesión de mayor prestigio social en ese país y la educación constituye también la principal preocupación pública y de las familias. En otras palabras, la educación en Finlandia no es principalmente asunto técnico sino compromiso colectivo.

Bueno, parecería que entonces la explicación es clara: somos culturas distintas (y la de ellos, mejor). Sin embargo, mi experiencia de varias décadas de educador me dice algo más: lo que hay en el fondo de la diferencia cultural es una diferencia emocional respecto de algo que también existió alguna vez en Chile, pero que está a punto de extinguirse: enseñar y aprender, cuando son fenómenos profundos, son parte de una relación afectiva del mismo orden que la amistad y el amor.

Estoy seguro que entre los maestros (maestras) y alumnos (alumnas) de Finlandia pasa algo muy parecido a las relaciones de Sócrates con los jóvenes, que tan maravillosamente describiera Platón. Cierto, el viejo se enamoraba de sus discípulos y éstos de él: se trataba, casi siempre, de un amor platónico (de ahí viene la palabra), aunque había excepciones, como ocurrió con Alcibíades. Enamorarse no es la palabra exacta, pero la emoción del verdadero aprender (y sentir que el discípulo aprende), está a medio camino entre la amistad y el amor. (Por eso es también tan fácil desviarse de esta emoción y caer ne la seducción y el abuso, hetero- u homosexual).

En el actual contexto chileno este aspecto fundamental de la educación ha sido desplazado por las especificaciones de los tecnócratas que diseñan curriculum, tests y se martirizan con correlaciones estadísticas. A ellos se suman los economistas con sus obsesiones de valor agregado y rentabilidad, y los expertos en informática con más aparatos y programas. Resultado inevitable: la muerte del fenómeno esencial, que es como reemplazar la experiencia amorosa por inyecciones de hormonas.

Si se observa la educación chilena se comprobará que es más exitosa en el nivel pre-escolar, donde todavía se valoran más las emociones, y las tías no se avergüenzan de acariciar a los niños. Y los otros casos relativamente exitosos, como algunas fundaciones privadas - Matte, Belén - promueven esa cercanía entre los maestos y los niños que tan bien se mostraba en Adieu, mes enfants.

Mientras no se recupere el sentido común de Platón frente al acto de enseñar seguiremos dando palos de ciegos y despilfarrando el dinero de los contribuyentes.